¿Cómo podemos ahorrar energía en nuestra sala de baño?

¿Cómo podemos ahorrar energía en nuestra sala de baño?

El cuarto baño es un espacio de la casa con un gran consumo energético, no solo a causa del agua que se usa, sino también como consecuencia del uso de aparatos eléctricos y, especialmente, al llenar bañera con mucha agua caliente ya que un calentador de agua consume cada ahora alrededor de 1.500 Wh (vatios por hora). Un secador que no sea de última generación, más eficiente y ecológico, pueden consumir 1875 Wh, mientras que las planchas o rizadores de pelo provocan un consumo de 550 y 800 Wh. Estamos hablando de aparatos que utilizamos todos los días, por lo que nuestra factura de luz puede dispararse si no hacemos algo. En este artículo vamos a darte una serie de consejos para que empieces a ahorrar.

Ahorrando con la tarifa correcta

Lo primero que debes hacer para ahorrar en tu factura de luz es elegir la tarifa que te corresponde. Las tarifas de Endesa o Iberdrola ofrecen planes energéticos que pueden ayudarnos a pagar menos cada mes. Por ejemplo, las tarifas discriminación horaria de Endesa o Iberdrola permiten un gran ahorro si concentramos parte de nuestro consumo durante la noche, que es el periodo más económico. Además también existen otros planes que pueden ajustarse a nuestra forma de consumir y de esta forma, dejar de pagar más de lo que debemos. Todo es informarse sobre las tarifas que Endesa, Iberdrola o Naturgy (ex Gas Natural Fenosa) pueden ofrecernos.

Si quieres conocer cuáles son las tarifas que te ofrece el mercado, puedes contactar directamente con Iberdrola o Endesa en Sevilla a través de una de sus oficinas comerciales, o llamar a su servicio de atención al cliente.

Consejos para ahorrar energía en el baño

A continuación os explicamos con más detalle cuáles son las medidas que puedes implementar en tu rutina para empezar a ahorrar energía y conseguir reducir el montante de tu factura de luz:

Agua caliente más barata

Cuando necesites agua caliente, bien en la ducha o en el lavabo, ponla en primer lugar al máximo, y posteriormente, vas reduciendo. El objetivo de esta técnica es conseguir el agua caliente lo más rápido posible, y entonces ir reduciendo hasta conseguir la temperatura deseada. Si lo hacemos al revés, el agua fría se impondrá sobre la caliente y nos costará más encontrar el punto ideal, generando un mayor gasto energético.

El monomando para grifos

Los monomandos para grifos son más eficientes que las dos “mariposas” clásicas de toda la vida. ¿Por qué? El monomando regula mejor la mezcla entre el agua fría y la caliente, obtenido más rápido la temperatura deseada. Por el contrario, los clásicos o bimando, con dos mariposas provocan un mayor gasto de electricidad y agua, además de sufrir pérdidas de agua más fácilmente.

Reguladores y programadores

¿Sabías que existen los relojes programadores para el termo eléctrico? Estos temporizadores se colocan entre el enchufe y la toma de la pared, activando la conexión en los tiempos deseados. De esta forma, podemos programar para que active el termo dos horas antes de nuestra ducha matutina y para que se desactive después. Así no el termo no mantiene todo el día el agua caliente inútilmente. Por otra lado, los mandos con regulador de temperatura en la ducha nos ayudan a conseguir la temperatura ideal y ahorrar hasta un 6% de energía. Y ni que decir tiene que es mucho más eficiente tomar una ducha que un baño.

¿Quieres saber más sobre ahorro energético? Te dejamos este artículo sobre cómo reducir el consumo de agua al regar tus plantas. Y recuerda, pagar menos en tu factura de luz es posible.

Posted on 02/07/2019 by Artehierro 3390
Prev

No products

To be determined Shipping
0,00 € Total

Check out